Mail marketing: historia de ayer, hoy ¿y mañana?

Me acuerdo perfectamente cuando en el 2001, siendo una adolescente, esperaba con ilusión los emails de respuesta de una nueva amiga que tenía en Irlanda, gracias a un programa para aprender inglés del instituto. Hoy, lo que más ilusión me hace leer en mi bandeja de entrada es: “Pedido enviado”.

Mucho ha cambiado la utilidad de los correos electrónicos, y recorrer la historia del envío de email marketing, aunque parezca mentira, supone retroceder 46 años, casi medio siglo. Este recurso de comunicación tuvo sus inicios siendo creado el primer email en 1971, y desde entonces ha ido evolucionando de una simple herramienta de comunicación entre amigos/compañeros de trabajo, a uno de los canales de comunicación y comercio más eficientes del mundo.

De escribir simples email entre colegas a enviar email marketing “sólo” hay un cambio tecnológico, de utilidad y pensamiento en las empresas: el objetivo se volvió conseguir beneficios de conversión gracias a la aparición de la compra y diferentes servicios online: blogs, tiendas, y todo tipo de plataformas, se benefician hoy en día de hacer campañas de email marketing de calidad para sus suscriptores. Ya que, a fin de cuentas, se trata de eso: consiste en el envío boletines que las empresas deciden enviar de forma regular a sus suscriptores, para poder informarles sobre sus novedades, y llevar a cabo de una forma efectiva el marketing digital. Esta publicación busca siempre obtener una reacción en su destinatario.

Según estudios realizados, el número de usuarios de correo electrónico en todo el mundo aumentará a más de 2.900 millones antes de finalizar el año 2019, lo que significa más de un tercio de la población mundial. Pero… ¿Cuál es la historia del envío de email marketing? ¿Cómo ha salido ileso de la gran revolución digital de los últimos años?

Enviar email marketing ayer

La primera persona en enviar un simple email fue Ray Tomlinson, programador del Departamento de Defensa de Estados Unidos, cuando intentaba crear una red de comunicación interna (los inicios de lo que hoy llamamos Internet). Dicen que ni siquiera recuerda lo que escribió exactamente, pero ese primer envío significó un pequeño paso hacia las bandejas de entrada y un grandísimo salto hacia lo que hoy entendemos como correo electrónico y enviar email marketing.

En los años 90, cuando Internet comenzó a hacerse popular entre las grandes compañías, empezó a divisarse el abanico de posibilidades que esta herramienta podía conseguir a nivel comercial y lo que podría representar para sus negocios; enviar email marketing es rápido, cuesta mucho menos que utilizar el correo ordinario, y es una vía directa con clientes o posibles clientes. De ese modo, en 1995, el número de newsletters con fines comerciales ya había superado el número de envíos por correo ordinario.

La mayor brecha del correo comercial comenzó entonces: cuando el “spam” entró en nuestras vidas, y en la bandeja de entrada de todos los internautas. Este envío masivo de correos publicitarios sin autorización, y de dudosa procedencia, hicieron que la imagen del email marketing se viera manchada durante algunos años. Hasta que aparecieron los filtros contra el spam. Ante esta nueva medida, puesto que los filtros antispam bloqueaban cualquier boletín que se relacionarse mínimamente al spam, los profesionales del marketing digital supieron trabajar y adaptarse para no continuar perdiendo clientes: de esta forma, la manera de llevar a cabo el envío de email marketing fue optimizándose, no sólo para saltar estos obstáculos, sino también para gustar más a los destinatarios.

Al cabo de unos años, el email marketing contaba con una regulación propia en el marco del marketing digital para poder llevar a cabo la buena práctica del ejercicio, y mejorar la reputación ante el spam.

Con la llegada del 2000, el mailing volvió a ser un asunto complicado para las empresas: la llegada de las redes sociales lo revolucionó todo, y creímos que sería el fin del correo masivo, pero lo que ocurrió fue todo lo contrario.

Enviar email marketing hoy

La newsletter no llegó a morir nunca. Redes Sociales e email marketing se combinaron, y resultaron convertirse en elementos fundamentales en la relación con los clientes. Además, ante el boom de la era mobile, y la posibilidad de acceder a nuestro correo electrónico desde la palma de nuestra mano en cualquier momento del día, las herramientas de email marketing han retomado su fuerza y poder comercial, actualizando su formato a plantillas responsive.

Hoy en día podemos ver nuestra bandeja de entrada todo el tiempo, por eso las empresas ponen gran empeño en destacar entre la competencia a la hora de hacer sus campañas: la creatividad y personalización son los elementos principales para aumentar el compromiso con sus clientes, y de esta manera, lograr mayor índice de conversión y engagement.

Algunas previsiones: ¿cuál es el futuro del email marketing?

La sociedad continúa avanzando a pasos agigantados, con sus nuevas formas de vida, nuevas tecnologías, nuevos medios de comunicación...es un tren que no se detiene y siempre trae consigo más. De modo que, ¿cuál será el destino de aquellos que utilizan el envío de email marketing y sus herramientas? ¿cuáles serán las nuevas amenazas y oportunidades que afrontará? Estas son algunas oportunidades que se presentan:

  • La automatización del marketing lleva un tiempo sembrando sus semillas en el terreno del email marketing: cada vez se consiguen procesos más automáticos y fáciles de personalizar, como los envíos de sms directos al teléfono móvil de tu suscriptor, ajustado perfectamente a sus intereses. Ya no hablaremos de personalizar, hablaremos de individualizar contenidos.
  • Los avances tecnológicos están enriqueciendo cada vez más los contenidos a la hora de enviar email marketing. Tanto es así, que encontrar un vídeo insertado dentro de un boletín ha dejado de ser una utopía.
  • Siguiendo el camino hacia el futuro cercano, se prevé que no tardaremos en normalizar el hecho de mirar nuestro reloj para leer un correo electrónico, algo que también empiezan a hacer posible algunas empresas: el mundo de los wearables continua adaptándose a la industria mobile y sigue siendo un gran nicho para continuar explorando. Nuestro dispositivo smartphone pasará de la mano o el bolsillo, a la muñeca.

Pero no todo son buenas noticias, y es precisamente la evolución tecnológica puede traer consigo algunos inconvenientes al email marketing:

  • Una de las amenazas más inmediatas es el sistema de mensajería WhatsApp, una aplicación que pasó de ser un sistema de mensajería instantánea a casi convertirse en una red social. La app amenaza al mundo de la newsletter con nuevas noticias: el próximo lanzamiento del servicio podría ser WhatsApp for Business. Aunque aún se encuentra en fase de prueba, la aplicación permitiría a las empresas difundir sus campañas entre sus clientes potenciales, como si de una campaña de email marketing se tratase.
  • Existe una tendencia que va en aumento para rechazar contenidos con textos “largos”. Cada vez queremos destinar menos tiempo a leer un blog, un artículo o una newsletter, pero sí nos quedamos mirando (y leyendo) vídeos que cumplen la misma función. La mejor muestra de este hecho se encuentra ya hoy en Facebook, donde si te paseas por el muro de noticias, puedes comprobar que la gran mayoría de publicaciones son de contenido audiovisual. Este suceso, aunque resulta atractivo para el mundo del marketing, rechaza la propia naturaleza de enviar email marketing mediante newsletters.

La utilidad de enviar email marketing ha ido variando durante estos 46 años, pero siempre ha conseguido reinventarse para sobrevivir a la actualidad. El reto constante de los profesionales del marketing digital es innovar y ofrecer experiencias únicas a través de los diferentes canales de comunicación, y a pesar de que es incesante la creación de nuevos medios para comunicarnos, y de obstáculos en el camino, el email marketing y su newsletter siguen abriéndose camino en la jungla tecnológica, y continuará redescubriéndose para lograr el impacto deseado en sus clientes. Ya sea que quieras dirigir a los suscriptores hacia tus redes sociales, dar a conocer un nuevo producto, que visiten tu web o blog, enviar email marketing sigue siendo el medio más eficiente y rápido para lograr tus objetivos.

¿Quieres conocer más sobre el email marketing y su situación en Chile? Te invitamos a consultar nuestro artículo en el blog de Mailify.

Autora: María Martín Parrilla, Content Manager en Mailify.

Existen muchas plataformas on-line que permiten hacer los envios de tus newsletters de forma segura y evitando ser considerado spam, nuestros amigos de Mailify (Barcelona) han desarrollado una de las plataformas más eficientes y por supuesto te invitamos a conocerla.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

TresMedios

COMPARTE ESTO
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Posted in: